Mascarilla de manzanas, y el rostro se ilumina

Los frutos Marlene® son la base ideal para preparar una mascarilla regenerativa.

¿Piel seca, con tendencia a irritarse y sin tono? ¡Ningún problema! Para solucionar estos problemas nos ayuda un único ingrediente: la manzana. Rica en ácidos alfahidróxidos, característicos de la fruta en general, la manzana contiene en particular el ácido málico, muy conocido por sus propiedades antioxidantes e iluminadoras, junto con la presencia de vitaminas y caroteno. Las manzanas Marlene® representan así un precioso aliado para preparar en casa tres mascarillas que devolverán a tu piel toda su suavidad, como nos enseña la biatleta italiana Dorothea Wierer.

Mascarilla de manzanas ANTI EDAD

Batir una manzana Marlene® con la batidora, hasta que tenga la consistencia de una mousse. Añadir una cucharada de aceite de almendras y una de miel liquida. Poner la mascarilla sobre el rostro y el escote, dejandola actuar unos minutos. Retirar con agua fría.

Mascarilla de manzanas para pieles irritadas

Batir una manzana Marlene® con dos cucharadas de manzanilla concentrada y una de zumo de arandanos. Esta mascarilla es perfecta para pieles irritadas o después de un día de sol y viento.

Mascarilla rostro ANTI EDAD

Batir una manzana Marlene® con dos cucharaditas de yogur blanco y algo de miel, que tiene propiedades antioxidantes. Poner la mascarilla sobre el rostro y dejarla actuar unos 15-20 minutos. Retirarla con agua fría y aplicar una crema hidratante.

Tres mascarillas, un único resultado:
una piel del rostro lista para ser acariciada.

join us on facebook