Una producción certificada con calidad garantizada

Las manzanas Marlene® del Südtirol representan mucho más que un producto genuino. Son el orgullo de toda una región. Un veradadero concentrado de sabor único, respetando los estándares más altos de calidad garantizados. Sus valores internos y externos tienen que estar bien protegidos. Por esta razón las manzanas Marlene® están constantemente sometidas a una serie de controles de calidad, desde el campo de cultivo hasta la estantería de la fruetría.

Fruticultura sostenible: el cultivo integrado

En la región del Südtirol la seguridad de los productos y el respeto por el ambiente han sido siempre valores fundamentales para los fruticultores. En 1989 un grupo de productores de manzanas del Südtirol desarrollaron técnicas de cultivo naturales, llevando a cabo un trabajo pionero. Hoy en día, la producción integrada se ha convertido en un estándar para la fruticultura del Südtirol.

Para más informaciones sobre el cultivo integrado…

¿Qué hace un agricultor que elige el cultivo integrado?

Trata de mantener el equilibrio natural presente en el campo de cultivo. Respeta los enemigos naturales de los parásitos e interviene solo cuando es necesario, para proteger las plantas y los cultivos. Así haciendo mantiene la fertilidad y la salud del terreno. El cultivo integrado está sometido a estrictos controles. Gracias a un sistema de calidad total es posible también seguir cada fase del proceso de producción y de elaboración para garantizar el cumplimento de las estrictas normas de higiene y seguridad alimentaria

Las manzanas y su origen: “Mela Alto Adige IGP”

Desde enero del 2006, 13 variedades producidas en la región del Südtriol llevan el prestigioso sello “Mela Alto Adige IGP”. La denominación “Indicación Geográfica Protegida” es un importante reconocimiento del vínculo entre la calidad de algunas especialidades alimentarias y su territorio de origen. El sello “Mela Alto Adige IGP” es valido en todos los países de la UE como protección contra la falsificación y uso ilícito. Esto significa que productores y consumidores tienen la garantía que las manzanas que por fuera tienen el sello de “Mela Alto Adige” lo tienen también por dentro. La marca registrada “Mela Alto Adige IGP” se imprime en todos los embalajes, junto a la marca oficial comunitaria. El sello IGP también se encuentra en toda la publicidad de Marlene®: un mensaje claro para la seguridad de los consumidores.

Para más informaciones sobre el sello IGP…

¿Qué significa la denominación de origen IGP para las manzanas del Südtirol?

En 1992 la Unión Europea, con dos reglamentos diferentes creó un marco jurídico para la protección y la valorización de determinados alimentos y productos agrícolas. El requisito fundamental para su inclusión en la lista oficial de los productos protegidos es el vínculo cierto y demonstrable entre las fases de producción o preparación y el origen geográfico. Todo el proceso de producción de cada manzana comprada se puede rastrear hasta el productor y está continuamente controlado por el fruticultor, hasta llegar a la estantería de la frutería. El sello “IGP” concedido a las manzanas del Südtirol las protege de imitaciones y usos ilícitos, según el reglamento europeo 510/2006. De hecho comerciantes y consumidores pueden estar tranquilos: cuando ven el sello amarillo y azul (indicación geográfica protegida), ¡se trata, sin ninguna duda de la manzana del Südtirol!

join us on facebook